Propietarios de Vida Health Bar

De izquierda a derecha, los hermanos Barba, Aaron, de 27 años, Tony, de 23, y Rodrigo, de 24, posan en su negocio en Yakima, el 6 de julio.

Perseguir nuestra pasión es más importante que seguir el dinero, comenta Aaron Barba, de 27 años y uno de los fundadores de Vida Health Bar, un establecimiento en Yakima que se especializa en la preparación de bebidas 100 por ciento naturales.

“La idea es decirles a las personas que aquí tienen otra alternativa para degustar algo nutritivo y saludable”, explica el joven empresario.

¿Hace cuánto tiempo reside en el valle?

Nací en California, mis hermanos en el Valle de Yakima, dijo Aaron.

¿Por qué decidió empezar su propia empresa?

Mi hermano Rodrigo paso por un momento crítico en su salud. A partir de entonces comenzamos a buscar alternativas de hábitos alimenticios y decidimos que este concepto de bebidas nutritivas era lo mejor para él y para nosotros, a la vez que ayudamos a nuestra comunidad a comer mejor.

¿Qué características hacen único su negocio?

Los tres somos 100 por ciento bilingües, y más que un negocio, entendemos que lo que hacemos ayuda a mucha gente a mejorar su dieta y a tener mejores hábitos a la hora de comer algo.

¿De dónde surgió el nombre de su negocio?

Vida, porque queríamos incluir a la comunidad latina. Lo demás es porque lo que aquí preparamos está directamente ligado a la salud de las personas.

¿Cuáles fueron los desafíos más grandes que tuvo al establecer su empresa?

Éramos nuevos en esto, así que arreglar este lugar nos llevó mucho tiempo, aparte de conseguir los permisos necesarios.

¿Cuál será su estrategia para mantenerse en el mercado?

Proveer un servicio de calidad para todos nuestros clientes.

¿Cuáles son sus metas a corto plazo?

Eventualmente queremos reubicarnos en otro lugar que tenga más espacios para familias con niños, donde se sientan cómodos, en un ambiente ameno.

¿Cómo aprendió su oficio?

Antes de abrir este negocio comenzamos a practicar con algunas recetas en casa, practicamos mucho.

¿Qué otro tipo de trabajo o experiencia empresarial ha tenido?

Hemos trabajado en tiendas como Costco y Starbucks.

¿Qué le gusta hacer cuando no está trabajando?

Todos hacemos cosas diferentes, a mí me gusta ir a caminatas, a mi otro hermano le gusta la música rock, y a Tony le gusta el modelaje.

¿Qué consejo o recomendación daría a quienes desean incursionar en el mundo empresarial?

Sigan sus metas cueste lo que cueste, todo es posible. No persigan el dinero, persigan su pasión, porque de ello depende nuestra felicidad como personas.

Load comments