Yakima City Logo

El concejo de la ciudad de Yakima decidió finalizar la resolución de 2011 que requería el uso de Verify para verificar los antecedentes de los trabajadores de empresas que tienen contrato con la ciudad.

E-Verify es un sistema federal de verificación de empleo gratuito para asegurar que los empleadores contratan solo trabajadores con estatus legal en el país.

En años recientes surgió la preocupación de que el uso de E-Verify supone una carga innecesaria para pequeñas empresas locales, puesto que tienen que gastar tiempo y dinero capacitando al personal para usar el programa.

El concejo votó 4-3 para eliminar el requisito de E-Verify. Los concejales Carmen Méndez, Jason White, Kathy Coffey y Dulce Gutiérrez votaron a favor de quitarlo. Los concejales Brad Hill, Kay Funk y Holly Cousens votaron en favor de mantenerlo.

Nueve personas que asistieron a la reunión tomaron la palabra antes de la votación. Tres estuvieron a favor de quitar E-Verify y seis pidieron que el concejo lo dejara.

Los que opinaron por la salida de E-Verify, entre los que se encontraban propietarios de pequeños negocios, dijeron que el requisito imponía impuestos a sus recursos limitados que podrían utilizar mejor en dar servicios adicionales a los residentes de la ciudad o para hacer crecer sus negocios.

Los que hablaron a favor señalaron que el programa es gratuito y “fácil de usar”, y que los funcionarios de la ciudad deberían asegurarse de que contratan a empresas e individuos legalmente empleables.

Discusión del concejo

Gutiérrez, quien fue la primera que cuestionó el requisito de E-Verify en una reunión del comité de desarrollo económico el 2 de mayo y quien después presentó una moción formal para rescindir el requisito, abrió la discusión el martes pasado en el concejo diciendo que la ciudad debía deshacerse del requisito de la “burocracia”.

Además, señaló que el uso de E-Verify no es un requisito estatal o federal obligatorio, sino opcional para las ciudades.

La alcaldesa le preguntó al administrador de la ciudad, Cliff Moore, sobre cuántas ciudades en el estado de Washington utilizaban E-Verify. Moore respondió cuatro, además de Yakima.

“Así que cuatro, de 281 ciudades”, dijo Coffey.

White dijo que él no consideraba que la ciudad debía hacer cumplir un requisito que no es obligatorio anivel federal o estatal.

Funk explicó que decidió votar en contra de quitar E-Verify porque no estaba satisfecha con los datos de 2011, que mostraban que el programa representaba una carga o costo significativo para los propietarios de negocios.

Hill dijo que no encontró el testimonio convincente o consistente por parte de los propietarios de negocios que hablaron en la reunión. También citó datos de 2018 en los que dijo que menos del uno por ciento de trabajadores examinados con E-Verify fue rechazado. Dijo, también, que el programa parecía ser un proceso efectivo. Cousens también citó los datos de 2018.

La resolución

La resolución aprobada el martes pasado señala que el programa federal E-Verify no es obligatorio bajo la ley federal o estatal y que el programa impuso una carga administrativa, económica y regulatoria a las pequeñas empresas.

Además, explica que es mejor para la ciudad acelerar las oportunidades económicas para que negocios pequeños, nuevos o existentes, busquen contratos con la ciudad, y para reducir los impedimentos para contratar nuevos empleados.

Load comments