210418-es-news-surge in homelessness

El director de Camp Hope, Mike Kay, abre una tienda de campaña designada para las personas que dan positivo a COVID-19, el 18 de junio de 2020 en Camp Hope en Yakima.

La moratoria de desalojo del estado de Washington vence el 30 de junio y defensores en Yakima se preparan para un aumento de falta de vivienda.

Scott Thielen, vicepresidente de servicios al cliente de Union Gospel Mission en Yakima, dijo que los desalojos se han visto frenados por la continua extensión de la moratoria. Los inquilinos podrían ser derribados por el peso de la deuda cuando se les obligue a pagar meses de alquiler acumulado.

“Es probable que veamos a la gente en la calle una vez que la moratoria termine”, dijo Thielen.

Esa es la consecuencia involuntaria de una moratoria que ha durado tanto tiempo, agregó.

La moratoria, que comenzó en marzo pasado, impide que los propietarios desalojen a los inquilinos por no pagar el alquiler durante la pandemia de COVID. También requiere que los inquilinos paguen cualquier adeudo de alquiler cuando termine la moratoria.

Mike Kay, director de Camp Hope en Yakima, dice que también se espera un aumento en personas que ya viven sin hogar.

“Tarde o temprano, vamos a ver un efecto dominó por estar cerrados durante meses y porque la gente no tiene trabajo y no puede pagar el alquiler”, subrayó Kay.

Agregó que ya ha visto parte del impacto.

“Es difícil contar exactamente cuántas personas más se han quedado sin hogar en Yakima desde el inicio de la pandemia, pero ya estamos viendo mucha más gente que está sin hogar”, mencionó.

El estado de Washington registró uno de los mayores aumentos estimados de personas sin hogar en el país entre 2019 y 2020, con un 6,2%, o mil 346 personas, según nuevas cifras de un informe anual al Congreso del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos.

Los propietarios han externado sus propias luchas durante la moratoria, y Kay y Thielen dicen que también coinciden con esos temas.

“Los propietarios han sido muy pacientes y han sufrido junto a los inquilinos de alguna manera”, dijo Kay.

Thielen hizo eco de los sentimientos de Kay. “Para muchos propietarios, ese es su sustento. Todavía tienen que pagar impuestos sobre la propiedad, seguros, servicios públicos y una hipoteca. ... Una moratoria del alquiler fue una gran idea, pero no creo que fue completamente pensada, porque simplemente no había tiempo”, comentó.

En Yakima, algunos propietarios recibieron asistencia de alquiler del Departamento de Servicios Humanos del condado de Yakima, que distribuyó $2.5 millones en fondos a propietarios e inquilinos locales a lo largo de la pandemia. Las iglesias del área y las organizaciones sin fines de lucro también proporcionaron ayuda financiera.

Craig Smith, abogado y exabogado de la Asociación de Propietarios del Valle de Yakima, dijo que la asistencia ha sido limitada. Smith estima que entre el 15% y el 20% de los propietarios recibieron ayuda financiera para pagar sus facturas pendientes.

“Los propietarios sienten que se les ha pedido que se lleven la peor parte de este asunto. Muchos de ellos no se están enriqueciendo con 200 o 400 unidades. ... En Yakima, el arrendador promedio es una viuda con un fourplex”, relató Smith. “Cuentan con ese dinero para su sustento o jubilación, y todavía tienen que pagar impuestos a la propiedad y otros gastos”.

Rick Glenn, secretario de la Asociación de Propietarios del Valle de Yakima que posee varias propiedades de alquiler en todo el condado de Yakima, dijo que ha perdido más de 100 mil dólares y conoce a varios propietarios que dejaron el negocio o vendieron

sus propiedades durante la moratoria.

“La mayoría de la gente no puede sobrevivir a esto”, agregó. “La asistencia que se ha dado a los propietarios ha sido mínima”.

Glenn dice que entiende a los inquilinos, pero quiere algo que pueda funcionar tanto para los propietarios como para los inquilinos.

“No estoy en el negocio haciendo que la gente se quede sin hogar”, comentó “Si el gobierno no trabaja para mantener viva la industria del alquiler, va a haber un gran problema. ¿De qué otra manera podemos satisfacer la necesidad de vivienda?”.

Load comments