FOTO DE LA SEMANA

Erik Gómez, propietario del restaurante The Mercedes Kid en Yakima, toma una orden de comida por teléfono el 24 de abril. El restaurante de Gómez abrió el 12 de marzo. Luego de la orden de quedarse en casa por el brote de coronavirus, vende comida para llevar para mantener su negocio a flote.

Un mural recién pintado en el centro de Sunnyside, donde la mayoría de los negocios están cerrados, pide ayuda para frenar el contagio de COVID-19. Sunnyside, con una población de más de 16,700 habitantes, es una de las más afectadas por el virus en el condado de Yakima.

Voluntarios ayudan en un evento de distribución de comida organizado por Second Harvest en el estacionamiento de Sunnyside High School, el 2 de mayo. 40 voluntarios y 25 miembros de la Guardia Nacional ayudaron a repartir 300 cajas de alimentos.

Erik Gómez, propietario del restaurante The Mercedes Kid en Yakima, toma una orden de comida por teléfono el 24 de abril. El restaurante de Gómez abrió el 12 de marzo. Luego de la orden de quedarse en casa por el brote de coronavirus, vende comida para llevar para mantener su negocio a flote.

El Dr. Patrick Johansing, al centro, y Daniel Solís, asistente médico certificado, examinan a un paciente en su automóvil el 20 de abril, en el módulo de pruebas COVID-19 de Prosser Memorial Health. Los pacientes con posibles síntomas de COVID-19 son examinados en su automóvil en una clínica…

Maritza Hathaway, a la derecha, y Ariah Humphreys, a la izquierda, hacen un pedido para llevar con Angie DeVora, propietaria de Meraki Creations, en Yakima, el 20 de marzo. DeVora da comidas gratis a las personas de la tercera edad.