JUSTICIA LABORAL

■ En este acuerdo preliminar, se estima que los trabajadores podrían recibir entre 15.40 y 15 mil dólares, de acuerdo al número de turnos trabajados.

Dairy settlement

■ José Martínez-Cuevas, izquierda, y Patricia Aguilar, presentaron una demanda colectiva contra DeRuyter Brothers Dairy en Outlook, argumentando que no se le dieron descansos ni pagos adecuados por horas extras o por comida, pese a que trabajaron nueve a doce horas al día, seis días a la semana.

Un juez de la Corte Superior del Condado de Yakima autorizó un acuerdo preliminar de 600 mil dólares a una demanda colectiva interpuesta por empleados de una lechería del Valle Bajo.

La demanada colectiva fue presentada en diciembre por José Martínez-Cuevas y Patricia Aguilar, a nombre de un grupo de casi 300 trabajadores, en contra de DeRuyter Brothers Dairy of Outlook, empresa que no otorgó descansos, incluyendo los de comida, y que no pagó todo el tiempo trabajado a sus empleados.

De acuerdo con declaraciones de los trabajadores, éstos laboraban de nueve a doce horas diariamente, seis días a la semana, sin descansos y sin el pago de períodos de comida o de horas extras.

En la actualidad, DeRuyter Brothers Dairy tiene un nuevo propietario quien adquirió la lechería en la primavera pasada, sin embargo Columbia Legal Services, representante de los trabajadores, aseguró que los dueños anteriores siguen siendo los responsables del caso.

El ex copropietario de la lechería, Genny DeRuyter, no devolvió un correo electrónico en el cual se le solicitó un comentario.

Un trabajador que recibió una llamada a DeRuyter Brothers Dairy, dijo que se le confirmó que DeRuyter ya no laboraba en la oficina.

La demanda cuestiona también una exención de la ley estatal que excluye a trabajadores agrícolas del pago de horas extras. Al respecto, los abogados dijeron que la exención viola la constitución estatal, dando a empleadores agrícolas un trato especial y discriminando a trabajadores agrícolas latinos.

Lori Isley, de Columbia Legal Services, espera que este asunto vaya a la Corte Suprema del estado de Washington.

“La resolución de las (otras) quejas salariales nos permite enfocarnos en el tema y lograr que el gran problema sea resuelto para nuestros clientes”, dijo Isley.

Las partes de la demanda seguirán siendo las mismas, aclaró.

Los nuevos dueños de DeRuyter Brothers Dairy no están involucrados en el caso.

Los empleados que trabajaron para DeRuyter Brothers Dairy, entre el 8 de diciembre de 2013 y el 31 de diciembre de 2016, serán elegibles para una porción del acuerdo, basado en el número de turnos trabajados. Los avisos por escrito indicando la cantidad estimada de dinero que recibirán serán enviados el 8 de septiembre. Los trabajadores tendrán hasta el 9 de octubre para optar por no presentar la demanda o interponer una objeción a dicho acuerdo ante el Tribunal Superior del Condado de Yakima. Se espera que los pagos sean entre $15.40 y 15 mil dólares.

Se estima que los demandantes, José Martínez-Cuevas y Patricia Aguilar, recibirán una cuota de servicio de aproximadamente 7 mil 500 dólares cada uno por su participación en la demanda.

Si la aprobación final de la corte es dada a finales de octubre, los trabajadores deberán recibir su pago antes de fin de año, dijo Isley.

Para obtener más información los trabajadores pueden comunicarse con Columbia Legal Services al 509-575-5593.

Load comments