Trabajadores de Ostrom Mushroom Farms dijeron que no pudieron entregar su petición de contrato sindical a la administración de Ostrom el miércoles.

Durante un manifestación el sábado, un comité de trabajadores dijo que más del 70 por ciento de los trabajadores de Ostrom apoyaban un sindicato. El comité de trabajadores fue a entregar la petición el miércoles alrededor del mediodía, pero dijo que la administración no discutió sus quejas.

"Queríamos hablar sobre las condiciones de trabajo y los salarios", mencionó Daniela León, una trabajadora de Ostrom.

Los trabajadores dijeron que se les pidió que esperaran afuera y luego se les dijo que se fueran a casa por ese día porque habían violado los procedimientos de seguridad al salir del espacio de trabajo.

"Estaban esperando a la directora ejecutiva y en un rato ella salió. Esperamos aproximadamente 40 minutos", dijo León. "Cuando salió, empezaron a hablarnos de las reglas que tenían. Y no nos dejaron decir nada, prácticamente silenciaron nuestra voz".

Ostrom Mushroom Farms declinó hacer comentarios. En agosto, la empresa fue demandada por la Procuraduría General del Estado de Washington por discriminación contra los trabajadores nacionales y las mujeres, por engañar a los trabajadores en relación con los requisitos del puesto y por tomar represalias contra los trabajadores.

Joceline Castillo, trabajadora de Ostrom, dijo que los trabajadores han salido de su lugar de trabajo durante las pausas para comer en el pasado y no se enfrentaron a las mismas consecuencias.

Los trabajadores dijeron que aproximadamente 60 de ellos fueron a la oficina para apoyar la entrega de la petición y la directora ejecutiva de Ostrom les pidió que abandonaran las instalaciones.

Los trabajadores dijeron que el jueves podían volver a trabajar con normalidad.

En Washington los trabajadores tienen derecho a organizarse y a designar representantes para negociar sus condiciones laborales, pero la Ley Nacional de Relaciones Laborales no protege la negociación colectiva de los trabajadores agrícolas.

Esta fue la segunda vez que los trabajadores intentaban entregar una petición a la administración de Ostrom.

"Deberían haberse dirigido a nosotros de otra manera. Entramos pacíficamente", dijo Castillo. "Nos sentimos humillados y abandonados".

Castillo dijo que algunos trabajadores H-2A todavía estaban trabajando en el interior y no participaron en el intento de entregar la petición.

— Esta noticia se puede leer en inglés en www.yakimaherald.com

— La noticia de Jasper Kenzo Sundeen para el Yakima Herald-Republic el es posible con el apoyo de Report for America y miembros de la comunidad a través del Fondo Comunitario del Valle de Yakima. Para obtener información sobre cómo publicar esta noticia, envíe un correo electrónico a news@yakimaherald.com

Load comments