La semana pasada la Legislatura estatal aprobó una nueva ley que prohibirá la venta de cigarrillos tradicionales o de vapor a menores de 21 años. Sí, leyó bien, a partir del 1 de enero de 2020 la mayoría de edad para este tipo de actividad será 21 años y no 18, como es ahora.