Los que vivimos en el Valle de Yakima estamos acostumbrados a ver los montes desiertos alrededor de ciudades verdes o tierras agrícolas.

Pero, para un turista esto es un hecho asombroso. Recuerdo la primera ocasión que visité Yakima, mi editor entonces me dio un recorrido por el valle. Mientras conducía por Toppenish me dijo: “Mira la inteligencia de estos hombres que logran hacer que un desierto se convierta en tierra fértil. Ves como los cultivos se comen a las montañas”. Increíble, pensé.

Pero, con el tiempo y sobre todo en el verano, entendí que la naturaleza siempre es más fuerte que el ingenio humano. Y que el condado de Yakima está cimentado, a final de cuentas, en una zona árida.

Cada año los incendios arrasan con pastizales en el valle. Tan solo esta semana un incendio cercano a una zona de casas en Moxee puso en alerta a sus habitantes. No solo bomberos acudieron a apagar el fuego, también equipo aéreo 
y pesado.

Y de nuevo, como en años anteriores, los bomberos piden a los propietarios de casas que deben construir un “espacio de defensa” para proteger su casa, sobre todo, si viven en zonas áridas o rodeadas de pastizales.

¿A qué se refieren estos hombres que arriesgan sus vidas para salvar la suya? A crear una zona fuera de su casa que sirva de protección en caso de un incendio, es decir, una barrera para detener el fuego. Lo ideal sería construir una zanja cortafuego o colocar grava alrededor de la propiedad que impida la propagación del fuego.

Espacios de defensa

Esta casa cerca de Terrace Heights fue rodeada por un incendio. Los bomberos recomiendan áreas verdes, gravas o una zanja alrededor de la casa como espacio de defensa. 

Sin embargo, los bomberos comprenden que no es posible para todos hacer esto , así que no le piden mucho. “Lo que queremos es un parche verde”, dijo el teniente del Departamento de bomberos de East Valley, Trevor Lenseigne. “Pasto bien regado y en buen estado es suficiente”, agregó al ser entrevistado por uno de los reporteros de Yakima Herald-Republic, el diario hermano de este semanario.

Las recomendaciones incluyen, además, eliminar maleza y materiales combustibles en el exterior de la casa. Otra sugerencia es mantener el césped cortado a unas 4 pulgadas para garantizar que, si se da un incendio, las llamas no crezcan demasiado. También recortar las ramas inferiores de los árboles a 6 pies de distancia del suelo, así como colocar árboles con un espacio que evite la propación del fuego a través de las copas de los árboles.

Cualquiera que sea su método, de acuerdo con sus recursos, recuerde crear una “espacio de defensa” alrededor de su casa. Es el escudo que podría salvarle la vida a usted y a sus seres queridos.

Load comments