El jueves pasado, habitantes del vecindario de casas móviles en Thorp Road, en las faldas de la montaña Rattlesnake Ridge que se encuentra en peligro de derrumbe, mostraron confusión frente a su futuro. Días antes, habían sido notificados para desalojar sus hogares. Varios representantes del gobierno local del condado de Yakima los visitaron. Al cuestionar a los vecinos sobre quiénes les dieron aviso, respondieron los “bomberos”.

“Hablaban inglés”, mencionaron algunos de los vecinos que se congreraron para platicar con este medio y la radiodifusora Radio Cadena.

¿Algún nombre? ¿De dónde venían?, se les preguntó varias veces. Nadie pudo dar un nombre completo de un servidor público, de un departamento de gobierno, ni un número de contacto para reportar una emergencia, a excepción de la mención de los “bomberos”.

La barrera del lenguaje era evidente. “Varios” acudieron al lugar sin saber que sus interlocutores recibían su mensaje con confusión. La mayoría de los vecinos del lugar hablan español, las autoridades hablan inglés y pese a los esfuerzos que realizó la Comisión de Asuntos Hispanos en Yakima para avisarles de su situación, según declaró, el comisionado David Morales, ellos no comprendían la magnitud del peligro en que se encontraban ni cómo enfrentarían la situación.

Es después de esa conversación que El Sol de Yakima se dio a la tarea de darle seguimiento a esta noticia. En esta última semana se tradujeron noticias de nuestro diario hermano, Yakima Herald-Republic, y se publicaron en el sitio de internet y en la página de Facebook de El Sol.

Esta edición contiene una cobertura especial del tema. Esperamos que los vecinos de esa zona y usted, nuestro lector, encuentren respuestas a muchas de sus preguntas sobre este tema.

Load comments