Este año El Sol de Yakima cumplió 15 años en el Valle de Yakima.

Desde aquel primer boceto que armó el equipo de trabajo que dio vida a este periódico en español han sucedido muchos cambios, pero la misión de este medio de informar hechos de importancia para la comunidad hispanohablante del Valle de Yakima sigue siendo la misma.

Todos los días este medio se esmera para que usted, nuestro lector del periódico impreso y nuestro lector en las plataformas digitales, reciba información confiable, hecha por periodistas comprometidos con su labor informativa.

Así que cada semana que usted tome su ejemplar y lo abra, esté seguro que la información local que lee es de primera mano y es escrita por periodistas que se esfuerzan para dar lo mejor en su trabajo.

Este periódico, que a veces le podría parecer pequeño, trae consigo el trabajo de muchas personas dedicadas a su labor. Ahora mismo que usted lee esta sección, le comento que al menos cuatro personas trabajaron para que usted y yo podamos conversar.

El Sol de Yakima, propiedad del diario en inglés Yakima Herald-Republic y del diario The Seattle Times, trabaja todos los días para traerle la información relevante en el valle y para brindarle el acceso a información, que muchas veces, solo se difunde en inglés.

Este medio reconoce la necesidad de mantener informados a los habitantes que hablan español en el Valle de Yakima, de ser un enlace con el mundo que habla inglés, una fuente de recursos para nuestros lectores, un reflejo del periodismo serio que se merece nuestra comunidad y una fuente donde nuestro lector encuentre los recursos para salir avante.

En una reunión hace un tiempo con representantes de medios informativos, convocada por autoridades de la ciudad de Yakima, se nos preguntó sobre nuestras expectativas informativas. Mi respuesta fue clara: la comunidad que habla español debe tener el mismo acceso a la información que la comunidad que habla inglés.

Durante mi respuesta expresé con mis manos lo que buscaba como medio. Mis dos manos, una frente a la otra, formaron una balanza de igual peso.

Este año en este semanario nos dedicamos a inclinar esa balanza a favor de nuestros lectores. En la medida de lo posible y con la ayuda del equipo de El Sol de Yakima y de Yakima Herald-Republic, y por supuesto de muchas personas más, como nuestros columnistas, tratamos de alinear un poco la balanza.

Este 2018, le agradecemos las muchas veces que se llevó y leyó el periódico en su casa, en su trabajo; las tantas ocasiones en que nos siguió, nos leyó en el sitio de internet, en las redes sociales; las veces que nos llamó, nos escribió, nos mandó un correo electrónico; las que nos sugirió temas, etc.

El Sol de Yakima cierra este año con esta edición que contiene el suplemento especial de Novias del Valle de Yakima, favorito de muchos, y con una reseña de hechos relevantes en el Valle de Yakima durante el 2018.

Pero, sobre todo, con agradecimiento para todos los que han confiado en este proyecto, para que hoy usted y yo nos comuniquemos en español.

Este semanario despide este año con la misma emoción que cuando se fundó hace quince años, es decir, con el deseo constante de servir e informar a la comunidad que habla español, con el esfuerzo de aportar a la vida de sus lectores con responsabilidad profesional en la información y contenidos que difunde.

¡Les deseamos un Feliz 2019!

Load comments