Si cuando escucha música no puede oir las conversaciones de quienes los rodean o si al usar audífonos, la persona que está a su lado puede identificar la melodía que sale de sus audífonos es señal de que está dañando a su oído.